Categorías

Qué busca el comprador ‘post-crisis’: viviendas más pequeñas, baratas y con menos servicios

18/06/2015· El precio de la vivienda se dispara un 4,2% en el segundo trimestre

La demanda de vivienda en España ha cambiado con la crisis. Tanto para comprar como para alquilar las personas que deciden mudarse buscan nueva casa con precios más económicos, con menos metros cuadrados o prescinden de los servicios comunitarios, según un estudio realizado por Casaktua.com. “Todo parece indicar que estamos saliendo de esta crisis a un ritmo moderado. La demanda de vivienda se está animando gracias a las mejores condiciones laborares y de financiación. Un 42% de los encuestados se decide por comprar o alquilar frente a un 58% que no piensa o no puede cambiar de casa”, afirma la directora comercial de la entidad, Chus de Miguel. “Está cambiando el tipo de vivienda respecto a tiempos precrisis. Las familias que buscan nueva casa priman estar cerca de su entorno social, padres o amigos, aunque tengan que sacrificar espacio o servicios como piscina, jardines o zonas de recreo”, destaca de Miguel. “Muchas familias que compraron a las afueras de las ciudades en época precrisis están mirando nuevas casas en zonas más céntricas con la caída de los precios”. Qué se busca para encontrar casa La vivienda en propiedad sigue siendo la gran dominadora del mercado. Un 77% de los ciudadanos encuestados vive actualmente en una casa propia, frente al 23% que arrenda. Un 28% de los encuestados busca comprar, sobre todo familias, parejas sin hijos y solteros. Pero el alquiler también está creciendo entre las personas que buscan una nueva casa donde vivir, principalmente en las familias monoparentales. Desde que comenzó la crisis, el porcentaje que opta por alquilar ha pasado del 6,4% a un 40%. “Aunque no siempre por gusto. Siete de casa diez encuestados afirma que lo hace por motivos económicos porque no le queda más remedio”, concreta la directora comercial de Casaktua.com. Sobre el tipo de vivienda que se trata de encontrar, el piso es lo que más se demanda, con un 48%. La búsqueda de apartamento (un dormitorio) se ha triplicado desde el inicio de la crisis hasta un 18%. También el chalet independiente ha crecido de un 10% a un 16%, sobre todo, para familias con más de cinco miembros y los que viven en municipios de menos de 20.000 habitantes. Un 54% de los que opta por la compra pretende destinar un presupuesto entre 50.000 y 150.000 euros. Mientras que un 60% de los que deciden alquilar se pone como tope máximo los 400 euros. “Aunque parezcan precios bajos, en el conjunto de España se pueden encontrar ventas y alquileres con costes que han bajado mucho con la crisis. En las grandes ciudades es diferente, los precios suben más en función de la oferta y demanda”, argumenta Chus de Miguel. Las familias no han dejado de lado la oferta que ofrecen las entidades financieras y la mejora en las condiciones de acceso y más de la mitad acudiría a un banco para buscar nueva casa. En Galicia (66%), Aragón (63%), Comunidad Valenciana y Canarias (ambas con un 61%) son las más predispuestas a acudir a estas entidades. ¿Y los que no buscan vivienda? También toca analizar las causas por las que más de la mitad de los encuestados, hasta un 58%, no está buscando una nueva vivienda. El precio es lo primero que miran los españoles a la hora de comprar y la inestabilidad laboral supone uno de los principales motivos (46%) que desmotivan para ponerse a buscar casa, que se incrementa hasta el 56% entre menores de 34 años; no poder pagar la casa que se desea (29%) o que la venta de su actual vivienda no salda la hipoteca pendiente de pago (24%) suponen también una carga para cambiar de hogar. “La incertidumbre sobre la evolución de los precios, el acceso a la financiación o los impuestos y gastos derivados por la adquisición son también aspectos a tener en cuenta para poder acceder a una vivienda”, concreta Chus de Miguel. Otro factor que ha dado esta profunda crisis económica es el retraso en la edad de emancipación. 8 de cada 10 encuestados afirman conocer a alguien que ha tenido que abandonar su vivienda para regresar a casa de sus padres. La segunda residencia sigue en el mercado Pese a estos años de recesión, los españoles siguen manteniendo sus segundas viviendas, principalmente en la costa o en las poblaciones de donde se procede. Un 27% afirma que ya posee otra residencia además de la habitual y otro 26% está pensando en buscarla. Valencianos, murcianos y los habitantes de Castilla-La Mancha y Castilla y León son los que más cuentan con una vivienda secundaria. Mientras, extremeños, madrileños y canarios son los que más están considerando adquirir una segunda residencia. El stock de vivienda sin vender, sobre todo en zonas rurales y de la costa donde se construyó al calor del boom inmobiliario, supone un problema para reducir ese excedente. “Durante el boom se construyó en zonas donde no se tenía que haber edificado. Se hicieron las cosas mal. Habrá una parte de este excedente de vivienda que nunca se logre vender”, concluye la directora comercial de Casaktua.com.